Bicis Eléctricas: una gran Ayuda para Bajar de Peso – Mitos Revelados

Las bicicletas eléctricas parecen estar siendo el impulso que a muchas personas les faltaba para animarse y comenzar a estar en contacto con el entorno practicando de paso un poco de deporte.

Ya sean compradas o alquiladas, este tipo de bicicletas se están convertido en una opción muy socorrida para aquellos que quieren desplazarse sobre dos ruedas pero no tienen todavía la energía necesaria.

El ejercicio es imprescindible para nuestra salud física, pero sobretodo mental. Si no tenemos la forma física idónea, en la mayoría de los casos iniciar la actividad física es un muro insalvable, la bicicleta eléctrica nos ayuda cuando lo necesitemos y supone un deporte muy completo.

bicicletas eléctricas para bajar de pesoAl pedalear se activa la circulación sanguínea contribuyendo a una mejor salud del sistema cardiovascular. También se queman grasas, favoreciendo un peso saludable.

Si se observan los músculos que se ponen en funcionamiento al andar en bici, todo el cuerpo sale beneficiado. Si bien se trabajan más las piernas y los glúteos, el trabajo también repercute en los brazos, los hombros y en la espalda en general, ayudando a tonificar.

Para aquellas personas que practican la bicicleta como un modo de estar en forma y de ganar salud, pedalear entre tres cuartos de hora y una hora diaria es lo ideal.

Al principio puede ser complicado aguantar, especialmente si no se ha hecho ejercicio en mucho tiempo, por eso una bici eléctrica es nuestra una gran aliada para ponernos en forma. Para muchos representa la ayuda definitiva para dar el primer paso.

¿Se realiza ejercicio con las bicis eléctricas?

Por supuesto que se hace ejercicio con una bici eléctrica. Contrariamente a lo que algunos piensan de manera bastante errónea, la bici eléctrica no es una moto. Hay que pedalear para desplazarse. Otra cosa es que el motor permita obtener mejores resultados con el mismo esfuerzo.

bicis eléctricas para bajar de pesoEl motor eléctrico de la bici nos ayuda a alcanzar fácilmente velocidades de hasta 25 km/h pero al llegar a las mismas se desconecta. Es una ayuda inestimable en el caso de realizar rutas en las que haya cuestas empinadas, ya que podremos subirlas mucho más fácil.

Aunque el ejercicio es muy sano, los excesivos esfuerzos en personas que no están acostumbradas al deporte pueden pasar factura. Son muchos los que se suben sobre las dos ruedas tras tiempo sin hacer deporte y acaban con lesiones musculares, daños en la espalda o incluso con sobre esfuerzos cardiovasculares.

Por eso se recomiendan las bicis eléctricas y, en caso de que se sospeche de la existencia de problemas de salud, también de sistemas de control de cardíaco mediante correas para medir las pulsaciones y los latidos.

Estamos hablando de los famosos relojes de entrenamiento que se combinan con una banda pectoral que se sitúa debajo de la ropa, rodeando el pecho sobre el corazón. De esta manera el control es total y no hay riesgo de que se eleven demasiado las pulsaciones, pudiendo causar problemas de salud.

Beneficia la salud psicológica

Además de los beneficios físicos, andar en las bicis eléctricas también aporta beneficios psicológicos. No solo nos liberamos del estrés que nos puede producir el alcanzar una ruta determinada con una bici sin ayuda, sino que además nos permite desconectar y disfrutar del aire libre, lo que es altamente recomendable para la mente.

perder panza con bicicleta

Pedalear es una fantástica manera de desconectar de las preocupaciones diarias, sobre todo si se hace de una manera relajada. Esto nos ayuda a relajarnos y a evitar todas las tensiones y nervios que nos producen los problemas de la vida diaria.

Como además tras un día de ejercicio se llega a casa con cansancio, podemos afirmar que el deporte también ayuda a dormir mejor. Como mejora nuestro aspecto físico, también eleva nuestra autoestima, lo que supone una píldora de energía mental positiva que a todo el mundo le viene estupendamente bien

¿Necesitas más razones para apuntarte ya a la moda de las bicis eléctricas?


Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *