Agua de Jengibre, limón y pepino para Bajar de Peso

Seguimos con otro artículo dedicado a las bebidas para bajar de peso, con esta agua de jengibre. Otro truco bueno para aliviar la carga de nuestro estómago en los días de fiesta que se avecinan.

Quien no ha probado alguna vez un agua de jengibre para bajar de peso, es que estas aguas suelen ser una gran ayuda en el proceso de adelgazar.

Sus poderes y beneficios ayudan a nuestro cuerpo a perder grasa, eliminar toxinas, evitan la retención de líquido y terminan siendo un aliado maravilloso en la lucha por mantenernos o bajar de peso, prueba esta receta de agua de jengibre, limón y pepino que te traemos el día de hoy.

¿Por qué es efectivo este remedio para adelgazar?

El limón ayuda a regular el metabolismo, quema grasa y elimina toxinas de nuestro cuerpo, lo que lo convierte en una gran ayuda en la pérdida de peso.

jengibre fresco para adelgazarPor su parte el pepino contiene mucha agua, da sensación de llenura, evita acumulación de líquidos, estimula los intestinos, siendo un ingrediente muy apropiado para adelgazar.

El jengibre, además de sus muchos beneficios para la salud en general, también ayuda en el proceso de adelgazamiento, regula el trabajo intestinal y quema grasas.

Si unimos esto tres ingredientes en un agua para adelgazar, estaremos consiguiendo quemar grasa, acelerar el metabolismo, eliminar toxinas, sentirnos llenos, regular el funcionamiento de nuestro intestino, y bajar de peso.

Como preparar el agua de jengibre con limón y pepino para perder peso

En este artículo mostramos como preparar y tomar la maravillosa agua de jengibre, limón y pepino para adelgazar.

Agua de jengibre para bajar de pesoIngredientes:

  1. 6 tazas de agua
  2. 1 pepino grande lavado y picado en rodajas, sin pelar
  3. 2 limones picados en rodajas
  4. 2 cucharaditas de jengibre rallado.

Agrega el agua a una jarra, agrega el pepino, limones y jengibre, y coloca en la nevera y deja reposar toda la noche.

Toma al día siguiente tres vasos de esta preparación, y ve aumentando la dosis diaria hasta llegar a 8 vasos. Aumenta un vaso cada dos días.

Recuerda: Cada persona es un mundo aparte, por eso te aconsejo visitar a tu médico de cabecera, o por lo menos, los primeros días, observar detenidamente la reacción de tu organismo.

Usa esta agua por 10 días y luego descansa una semana y vuelve a comenzar, verás como muy pronto comienzas a notar los resultados.


Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *